Diástole-Sístole

¿Y esa sonrisa de ojos?

14/6/10

Historias finitas...

Nació el 31 de agosto de 1931 en Casas Grandes Chihuhua. Tuve la suerte de conocerlo cuando yo tenía apenas dos años de edad, desde entonces lo llamé papá.

Por mucho tiempo él trabajó en Estados Unidos. Se iba largas temporadas y regresaba cuando la nostalgia lo acechaba o cuando mi madre lo exigía. Mis recuerdos de esa época son siempre de regalos, sorpresas, apapachos y bienvenidas.


Después, decidió quedarse a vivir y trabajar como constructor en Caborca . Hizo muchas casas que ahora permanecen como trofeos de su vida. Siempre al recorre la ciudad [pequeña, sí] me decía señalando con el dedo: "esa casa la hice yo" y se le llenaba la mirada de orgullo y a mí también.


Siempre fue muy sano y fuerte. Hasta hace pocos meses cuando empezó a quejarse del estómago. Hace un mes lo operaron para quitarle una obtrucción intestinal y fue cuando le detectaron cáncer de páncreas.


El 1 de junio de 2010 mi padre murió en mis brazos. Fue una experiencia desgarradora, pero contradictoriamente di gracias a Dios por permitirme estar con él todo este tiempo, en sus últimos momentos de vida y sobre todo, por quitarle el sufrimiento. Descanse en paz. A nosotros nos queda la esperanza de verlo muy pronto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal